lunes, 15 de febrero de 2016

Analgesia natural en el parto; Sonido y movimiento

Si en las clases prenatales te dijeran que en el parto te pongas a cantar y bailar, pensaríamos que la matrona se ha vuelto loca. Sin embargo, son las mejores armas a las que puedes recurrir para tener un parto más rápido y menos doloroso.


¿Qué se necesita para parir? 
Apertura. Así de simple. Que el bebé atraviese el canal de parto y pueda salir al mundo exterior. Significa que necesitamos ampliar el espacio de salida a través de los huesos y los músculos del suelo pélvico. La naturaleza está provista de todos los mecanismos necesarios para conseguir esa apertura. Para ello existe el mecanismo hormonal, que hace que los huesos de la pelvis se muevan y amplien los espacios, y también, que los tejidos se vuelvan hiperelásticos para que los orificios se amplien. Es lo que llamamos "Proceso de Dilatación". Ese movimiento natural de las articulaciones necesita ir acompañada de libertad de movimiento. La mujer necesita moverse libremente, balancear su pelvis y adoptar las posturas que su cuerpo le pida en cada momento, para facilitar que su pelvis se "Abra". Hemos escuchado estos días, el caso de una mujer que bailaba para inducir su parto. Bailar libera endorfinas y el balanceo que produce facilita el descenso del bebé. Pero cada parto es diferente y no quiere decir que realizar movimientos enérgicos sea una receta infalible para todas las mujeres. Cada una debe conectarse con su propio cuerpo y encontrar su forma de "Bailar" o crear su propia danza con su bebé. Igual una necesita sentarse en una pelota o balancearse suavemente en posición fetal , otra necesita caminar, a otra le favorece sentarse en el váter y a otra le pide su cuerpo adoptar posiciones extravagantes. 

Por otro lado, necesitamos la completa relajación muscular, soltar al máximo la tensión, para que los tejidos se distiendan y se "abran". Esto es lo verdaderamente complicado, los esfínteres tienden a cerrarse ante situaciones de tensión, miedo o estrés. Y es bastante habitual que estas sensaciones sean las que aparezcan el día del parto, máxime si el ambiente no es propicio; hay demasiada luz, personas en el paritorio, prisas... La parturienta debe encontrar la manera de abstraerse de todo y centrarse en sus propias sensaciones, para dejarse llevar por lo que le pide su propia naturaleza. Un manera muy efectiva es utilizar la respiración, más aún si la sonorizamos. Es decir, emitimos sonido cuando exhalamos para acompañar las contracciones, estas se tornarán menos dolorosas por varios motivos:
  • Cantar libera endorfinas. Luego podemos utilizar el sonido como recurso para conseguir una analgesia natural. No se trata de dar un recital o de entonar más o menos. Se trata de usar la voz, por ejemplo, emitieno sonidos como las vocales, de una forma grave, permitiendo que el sonido baje hacia la pelvis. Consiste en respirar profundamente y dejar que se escape el aire junto con la libre expresión de la voz. No depende de la intensidad o el volumen que se emplee, sino de dejar que el sonido baje y no se quede solamente en la garganta.
  • La vibración del sonido produce un efecto de masaje que relaja la musculatura. El sonido es una onda vibratoria que se trasmite desde el cráneo, la columna hasta el coxis y pelvis, donde resuena y se amplifica al rebotar en las paredes óseas de la cintura pélvica. Así relaja los tejidos y además llega hasta el bebé.
  • El sonido coordinado con la respiración es una manera de dirigir la presión del flujo de aire hacia el periné, o lo que es lo mismo es una forma menos lesiva y más consciente de acompañar las contracciones y pujar.
  • Existe una relación directa y recíproca entre la boca-garganta y vagina-cuello del útero. Si conseguimos relajar la boca y la mandíbula, y liberar la garganta, la vagina y el cervix, se relajarán automáticamente. Por el contrario si cerramos la boca y apretamos la mandíbula, producimos mas tensión en el periné, la vagina se cierra. Así que se acabó lo de pujar con la boca cerrada y en silencio, aguantando la respiración. De hecho, las parteras experimentadas, pueden saber en qué momento del parto está la embarazada sólo con oirla. Si la naturaleza te pide gritar, no te contengas.
  • Concentrarse en la respiración sonora, es un medio poderoso de concentración, lo que nos ayudará a estar más relajadas y centradas. Además nos sirve para conectarnos con nuestro cuerpo y desviar la atención del dolor. 
  • Emitir sonido es una forma de acompañar al bebé en el nacimiento y de comunicarse con él, disminuyendo la ansiedad y el estrés que le produce el parto. Más aún si se ha practicado durante el embarazo, porque el bebé reconocerá los sonidos más fácilmente y los asociará con sensaciones placenteras que haya podido trasmitirle su madre durante las clases prenatales. El canto favorece el vínculo y para el bebé es una estimulación tactil y auditiva muy importante.
  • Crear una canción de bienvenida, es una forma amorosa de recibir al bebé, y una práctica dulce para facilitar la liberación hormonal que acompañan a las emociones y favorece entre otras cosas, el inicio de la lactancia.
¿Quieres aprender a utilizar estos recursos y aprender otros trucos que te ayudarán el día del parto?
Solicita información de nuestras clases para embarazadas. 

Alicia de la Fuente Jiménez
Fundadora de www.fisiobelly.com y El blog "Ejercicios y risas con mamá" http://clasesconbebesygimnasiayrisasconmama.blogspot.com
aliciaemprendedora@gmail.com
tfno 675965902

lunes, 21 de diciembre de 2015

Consejos útiles para acertar con los regalos de los niños

LLegan las Navidades y todos nos volvemos locos con los regalos. Los padres queremos cumplir los deseos de nuestros hijos, pero a la vez queremos en casa regalos funcionales, prácticos, educativos, y si puede ser, que ocupen poco espacio. 


Sin embargo en la mayoría de los hogares, se repite la misma estampa el dia de Navidad y el día de Reyes; Niños saturados de regalos que pasan de un paquete a otro, sin fijarse casi en ellos, y padres rodeados de embalajes, plásticos e instrucciones de montaje, calculando donde van a guardar ese sin fin de juguetes.
¡Cuántas veces nos gastamos más de lo que pretendíamos por comprarle el juguete de moda a nuestro hijo y luego a los pocos días, vemos que se ha cansado de él! O peor aún, ¡cuántas veces, observamos con decepción que aquello que pensábamos que iba a ser el regalo estrella, el niño no le hace ni caso!. 


Realmente es dificil acertar, la clave está en no olvidar, que los niños son niños, y los adultos somos los encargados de protegerles, cuidarles y tenemos la responsabilidad de guiarles en su camino. 
No quiere decir que elijamos los regalos por ellos, o que les regalemos lo que a nosotros nos parezca mejor, o aquello que a nosotros nos gustaría tener. Se trata de encontrar la manera de respetar los deseos del niños, con sentido común.

Hablamos de Protección, cuidado y acompañamiento. Trasladando esos términos a la Navidad, nos referimos a proteger al niño de la publicidad, de regalos peligrosos, que inciten la violencia, que no sean adecuados para su edad... Muchas veces no nos damos cuenta y nos dejamos llevar por los aperentes deseos del niño, sin preguntarnos qué conseguimos con ese regalo, qué puede aprender nuestro hijo o qué podemos enseñarle con ello. No es cuestión de negarse al regalo que más ilusión le hace, pero todo se puede negociar. Ayudemos a nuestros hijos a hacer la carta de los Reyes Magos. Invitémosles a reflexionar, guiémosles en su elección, intentemos que se limiten a 3 o 4 regalos, y si no es posible, expliquémosles que los Reyes podrán elegir de toda su lista unos cuantos, pero quizás no los traigan todos, o a lo mejor, puede que se los traigan a lo largo del año. 
Navidad, Santa Claus, Lista De Deseos

Según los expertos en pediatría, los niños no deberían recibir más de 3 regalos. Esa sería la cantidad perfecta, porque el exceso es perjudicial para ellos. Los niños dejan de valorar, disminuye su tolerancia a la frustración porque se acostumbran a tener al alcance sin esfuerzo todo lo que desean y además, limitamos su creatividad e imaginación.  Así que, cuidemos a nuestros hijos; Más es menos. Limitemos la cantidad de regalos que reciben. Un truco práctico es coordinarse con el resto de la familia, o bien que los padres elijan y preparen los regalos de sus hijos y luego los familiares y amigos contribuyan en función de los gastos. 

Si aún así nos juntamos con muchos regalos, podemos dosificarlos, entre Papá Noel, Reyes, e incluso a lo largo del año, podemos ir guardando y renovando sus juguetes. 

Permitamos que nuestros hijos elijan libremente, sin influencias externas de la sociedad. Dediquemos un tiempo para explorar con ellos sus gustos y aficiones. Imaginemos juntos qué podemos hacer con tal o cuál juguete, cómo nos divertiremos en familia. Incluso si tenemos oportunidad, podemos permitir que lo prueben para que no se lleven a engaño. Muchas veces, los juguetes parecen de una manera en la caja y luego en la realidad, no se ajustan a las expectativas de los niños. Evitemos una exposición excesiva de televisión, para evitar el bombardeo masivo de anuncios publicitarios de juguetes. Los niños son muy influenciables y acabarán eligiendo aquellos juguetes que más salen en la tele, o ven más en los centros comerciales, o les dicen sus amigos que tienen. No podemos aislar al niño o tenerle en una burbuja, pero sí podemos limitar el tiempo que ve la televisión, o realizar otros planes en familia más constructivos. Además nos servirá para conectar con el niño y afinar más en sus gustos. 



Antes de comprar un juguete pregúntate qué tiempo de vida puede tener ese juguete y qué le puede aportar a tu hijo. Normalmente las modas son pasajeras y los juguetes relacionados con ellas, quedarán en el olvido. Suele ocurrir que los juguetes más sencillos, son los que más éxito tienen en los niños a la larga:  Animales, bloques de construcción, cuentos... Potencian más su imaginación y capacidades, les permiten crear historias, inventar figuras, juegos... Sin embargo, los juguetes, con más luces, sonidos, o artificios, que se lo dan todo hecho, además de ser más caros y frágiles, dejan de tener gracia, cuando el niño se aprende su repertorio o se agotan las pilas. Y hay que tener en cuenta que se pueden estropear o romper más fácilmente, lo que seguramente será un obstáculo para llevarlo al parque, o sacarlo de casa para jugar. Al fin y al cabo, los juguetes son para jugar. 

El juguete es un gran arma para fomentar el aprendizaje de los niños,siempre y cuando al niño le resulte divertido y placentero jugar con él. 



Por último os comparto un artículo de una tienda especializada en juguetes para niños con necesidades especiales. http://somelittlepeople.com/blog/juguetes-diferentes/juegaloo-juguetes-diferentes-para-necesidades-especiales/#.VnKqE8DHktA.Facebook

Si te ha gustado este artículo y te parecen útiles estos consejos, compártelo con tus amigos. ¡Feliz Navidad a todos! 









sábado, 21 de noviembre de 2015

Embarazo y Diástasis abdominal.

Muchas personas no saben lo que es la diástasis hasta que no la sufren. Es muy común oir que en el segundo embarazo la tripa crece mucho más rápido que en el primero y que la recuperación es peor. Muchas mujeres dicen que tras haber tenido a sus hijos, su tripa ya no es lo que era y que por más dieta o ejercicio que hagan siempre está ahí.

¿Pero nos preguntamos, por qué sucede esto? Normalmente no, simplemente se da por hecho.
Sin embargo estos sucesos tienen una explicación:
La debilidad de la pared abdominal. 
El tejido que une los músculos de la parte anterior del vientre, si en el pasado sufrió una gran distensión, puede quedar lesionado, o incluso, roto. Es lo que médicamente llamamos diástasis. Si no hubo una recuperación óptima, y nuevamente la zona se vuelve a someter a demasiada presión o a un estiramiento excesivo, como por ejemplo, un siguiente embarazo, el tejido debilitado o lesionado, se vencerá hacia afuera rápidamente con el crecimiento del útero.
En algunos casos, el daño en la línea alba es tan grave que la recuperación después de haber dado a luz, se vuelve dramática. 
La mayoría de las veces, la mujer a pesar de que puede sufrir, molestias digestivas, dolores de espalda, o problemas en su suelo pélvico, no es consciente de ser víctima de esta patología tan frecuente, ni de que sus síntomas están relacionados con el mal estado del tejido de su abdomen. Sólo sabe que tiene una tripa que no le gusta. Pero no es sólo un problema estético, detrás de esa tripa flácida y voluminosa, se esconde una verdadera lesión. 


Como decíamos en un artículo anterior, en el embarazo se produce una diástasis fisiológica, porque esta separación es necesaria para hacer hueco para el crecimiento del bebé. Pero si falla alguno de los mecanismos, la distensión es excesiva porque el bebé sea muy grande, o sea un embarazo múltiple,.., el tejido que une a estos músculos se puede romper y la diástasis ya no es fisiológica, sino que se convierte en un problema que debemos solucionar. *Leer artículo "soluciones para la diastasis abdominal"
Y sí se puede solucionar, con constancia y un entrenamiento específico, guiado por un profesional que valore correctamente la Diástasis y paute el protocolo adecuado. Pero esta recuperación será mucho más fácil si se toman medidas antes y se empiece con un programa de ejercicios adecuados durante el embarazo y en el postparto inmediato. 
Ciertamente, no podemos evitar que el embarazo sea múltiple o que el bebé sea grande, pero sí podemos controlar el resto de factores que influyen, como la calidad del tejido, el tono muscular, el grado de estiramiento o las presiones que reciben dichos músculos.
Es posible evitar la diástasis o minimizar sus daños, con una serie de recomendaciones:


  • Buena postura
La postura es fundamental, porque nos va a determinar hacia donde se dirigen las fuerzas y presiones que recibe nuestro cuerpo. Haz la prueba y colócate de pie apoyándote sobre los talones, notarás que el peso de tu cuerpo se dirige hacia atrás y tu pared abdominal se estira. Durante el embarazo esta es una postura típica, La embarazada se apoya en sus talones, y saca su panza hacia delante. Esto hace que el abdomen esté más distendido, y se vaya volviendo más vulnerable, aparte de ocasionarle molestias lumbares.
Muchas veces cuando tenemos que coger un peso, o simplemente porque estamos cansados, nos encorvamos con la espalda hacia atrás y adelantamos la pelvis. Esto también ocasiona un mal posicionamiento que enfoca la presión hacia la parte delantera de la pared abdominal. En el embarazo es necesario trabajar la reestructuración de eje corporal y el enderezamiento, porque el cuerpo se tiene que ir adaptando al crecimiento del útero y la columna, aumenta las curvaturas. Un correcto posicionamiento de la pelvis y trabajar en elongación, es imprescindible para evitar dolores de espalda, problemas de suelo pélvico y lesiones en la pared abdominal.


  • Aprende a respirar.
Si dirigimos mal las presiones durante el acto respiratorio podemos debilitar la pared abdominal y frecuentemente a su vez la musculatura del suelo pélvico. Es necesario entrenar con ejercicios respiratorios, una correcta respiración, donde los músculos profundos del abdomen trabajen en armonía con los otros grupos musculares.

  • Tonifica tu musculatura profunda de la zona central de tu cuerpo; Core
Un adecuado programa de ejercicios adaptado al embarazo donde tonifiquemos el suelo pélvico y el músculo transverso del abdomen es la mejor prevención de futuras patologías y te ayudará a tener un expulsivo más fácil y rápido. Y si antes de quedar embarazada has entrenado con hipopresivos, mejor que mejor, tu cuerpo estará mucho mejor preparado para afrontar el embarazo. Es muy importante, que evites quedarte embarazada demasiado seguido. Al menos espera un año para el siguiente embarazo, y realiza una buena recuperación postparto. Si no te has recuperado del embarazo anterior,el tejido estará muy debilitado para someterse al gran estiramiento del abdomen y probablemente será muy débil para realizar unos pujos eficaces, con lo que las probabilidades de lesión aumentan.



  • Evita ejercicios inadecuados y cuida tu salud
Los abdominales clásicos, incluidos muchos ejercicios de pilates tradicionales, son contraproducentes para la faja abdominal, especialmente si está en un estado de máxima tensión. Olvídate de este tipo de entrenamiento sobre todo cuando mayor es el riesgo de diástasis, a partir de los 6 meses. Así como de estiramientos excesivos de la pared abdominal, y otro tipo de esfuerzos, como levantarse de frente de la cama, coger pesos excesivos... si realizas actividad física que sea bajo el control de un profesional especializado en el campo de obstetricia. Es mejor no hacer nada que hacer ejercicios erróneos.
También es importante una correcta nutrición, y permanecer bien hidratada para que las condiciones del tejido conjuntivo sean las más óptimas.

  • Trabaja la movilidad de tu pelvis y sus músculos 
Realizar un programa preparto o acudir a clases para embarazadas con un fisioterapeuta, te ayudará a aprender ejercicios para mover tu pelvis y posicionarla correctamente, abrir espacios para tu bebé, disociar los músculos que intervienen en el pujo, y ayudar a que el bebé se coloque correctamente, no sólo para facilitar el encajamiento en el parto, sino para que durante el embarazo el tejido se tenga que estirar menos.

Ya sabes, la mejor arma es la PREVENCIÓN. Cuida tu salud y tu cuerpo, antes de quedarte embarazada y durante el embarazo, para tener un mejor parto y recuperación posterior. 
Lo más aconsejable es acudir a clases especializadas para embarazadas de mano de un fisioterapeuta o profesional del campo de obstetricia, y después, comenzar lo más pronto posible con un programa postparto.



¡Te sentirás mejor por dentro y por fuera!


Nota: Si estás interesada en nuestras clases de trabajo corporal y terapéutico para el embarazo y el parto, solicita información por e-mail aliciaemprededora@gmail.com o contacta al tfno 675965902.


Imágenes extraídas de:


jueves, 10 de septiembre de 2015

Gimnasia para el embarazo, ¿Es necesario prepararse para el parto?

Toda mujer está preparada para parir, la naturaleza es sabia y tanto el cuerpo de la madre como el bebé saben lo que tienen que hacer llegado el momento.


Sin embargo  las futuras mamás acuden a multitud de cursos de preparación al parto y a infinidad de clases prenatales esperando así disfrutar de un embarazo saludable y tener un parto mejor.
Sin entrar en polémicas sobre los protocolos que se llevan a cabo en los hospitales, y profundizar en el debate sobre un parto respetuoso, realmente, en condiciones normales, no es necesario realizar ejercicios para preparar la pelvis o la musculatura para poder dar a luz. Pero sí, muy beneficioso. 

Vivimos en una sociedad donde se ha perdido la conexión con el propio cuerpo, ni siquiera tenemos el tiempo necesario para prestarle atención, para escuchar que nos demanda y descubrir sus necesidades. Dificilmente así seremos poseedoras de nuestra propia experiencia de parir. Primero necesitamos conocernos, saber qué posturas nos alivian, que músculos son los que intervienen, qué movimientos podemos realizar, cómo respirar y usar la voz para acompañar a nuestro bebé en el nacimiento. Necesitamos conocer aquellos recursos que nos pueden ayudar o facilitar el camino a la maternidad. Realizar este aprendizaje durante los meses de gestación nos ayudará a disfrutar más del embarazo, adaptarnos a los constantes cambios y  paliar las molestias que se producen y sobre todo,  a aprender  las herramientas que nos van a ayudar en el parto. Al vivenciar y experimentar los diferentes ejercicios y técnicas, quedarán grabados y automatizados en nuestro cerebro, recurriendo a ellos en el momento del parto, cuando la mente pasa a un segundo plano y nos es imposible recordar ni posturas, ni respiraciones correctas, ni absolutamente nada en lo que haya que razonar.


Por ejemplo, si hemos realizado técnicas para aumentar el umbral de dolor, tendremos más posibilidades de controlar la situación y de enfrentarnos a él de una manera más relajada.
Si  hemos aprendido a trabajar nuestra musculatura del periné disonciándola del resto de grupos musculares, podremos relajarla para facilitar la salida del bebé.
Si hemos tonificado correctamente nuestra musculatura abdominal profunda a la hora de pujar, nuestro pujo será más efectivo, gastaremos menos energía y se reducirá el tiempo del periodo expulsivo.

Además, cuando realizamos relajaciones donde visualizamos a nuestro bebé, nos conectamos y entablamos un mayor vínculo con él,  y si realizamos visualizaciones sobre el parto, llegaremos con mayor confianza y nuestro cerebro sabrá cómo reaccionar porque  la situación no le resulta desconocida, al haberla vivido en la imaginación muchas veces.

Por otro lado, está demostrado que realizar ejercicio físico en el embarazo tiene múltiples beneficios tanto para la mamá como para el bebé. La mamá mejorará su función cardiovascular,su flexibilidad, reducirá el riesgo de diabetes gestacional, aliviará sus dolencias y además experimentará mayor sensación de bienestar debido a la liberación de endorfinas. El feto a su vez, también recibirá estos beneficios, ya que las hormonas y el incremento de oxígeno, pasan a él a través del cordón umbilical. Además vivirá en un espacio más relajado y amplio con los ejercicios para aumentar el espacio y relajar los músculos, disfrutará al ser acunado con los movimientos  y  se familiarizará con el sonido de la respiración y la voz de su madre lo que le ayudará a enfrentarse al parto con menos ansiedad.

Así que, en mi opinión sí es de gran ayuda realizar un programa de ejercicios prenatal. Eso sí,siempre asegurándose de acudir a un buen profesional que paute los ejercicios adecuados y las correctas modificaciones para cada caso.



Alicia de la Fuente Jiménez
Fisioterapeuta  especializada en maternidad y recuperación postparto.



Nota: Si estás interesada en nuestras clases de trabajo corporal para el embarazo y el parto, mira en la sección correspondiente, o mira en la sección de contactos para recibir información.



Imágenes extraidas de:
www.todopapas.com
www.guiadelniño.com
www.elcorreo.com

martes, 14 de abril de 2015

Gimnasia abdominal hipopresiva para la recuperación postparto

Si has dado a luz, y quieres recuperarte no hay mejor forma de hacerlo que con la gimnasia abdominal hipopresiva. Esta técnica combina todos los aspectos que se deben trabajar en el postparto; la rehabilitación y tonificación del periné y la faja abdominal y el trabajo postural.


Después del proceso del embarazo y el parto, la estática de la columna ha cambiado y debe reestructurarse de nuevo. A medida que el vientre va creciendo en el embarazo, el centro de gravedad va desplazándose, y toda la columna debe reajustarse adaptándose al proceso. Se produce un cambio en las curvaturas y en la estática, ya que la mujer embarazada va compensando el aumento progresivo del peso del útero. Aumenta la lordosis lumbar, y en consecuencia la cifosis dorsal, es decir, hay más arco en la zona lumbar, provocando muchas veces las típicas lumbalgias de las embarazadas, y la zona superior se hace más encorvada hacia delante. Tras el alumbramiento, el peso del bebé se traspasa a la zona alta de la espalda y a los brazos. La mujer debe reorganizar de nuevo su postura, pero se encuentra con una musculatura  en la zona central debilitada, más el peso añadido del bebé al que debe coger en brazos. Cargar al bebé y amamantarle se convierte en un esfuerzo repetitivo y mantenido en el tiempo, lo que produce malas posturas compensatorias, acortamientos musculares y contracturas. La mamá es capaz de soportar ese sobreesfuerzo embaucada por ese acto tan amoroso y placentero como es tener a su bebé en brazos, darle el pecho, dormir con él contemplándole aunque sea en mala postura o en un espacio mínimo sin moverse en horas... y también porque el instinto y la fuerza de voluntad la animan a ello. Seguramente las madres notaríamos mucho antes las señales de alarma del cuerpo si se tratara de un esfuerzo que percibiéramos como negativo. Así que muchas veces, cuando la mujer percibe sus molestias, muchas veces ya se ha activado el mecanismo lesional.


No se trata de dejar de coger al bebé, todo lo contrario, sino de tomar conciencia de nuestro cuerpo y mejorar la calidad de nuestros gestos. Con un específico programa de postparto basado en la gimnasia abdominal hipopresiva, la mujer aprenderá a tomar conciencia de su actitud corporal, su cuerpo archivará cuál es la actitud y el tono adecuado de sus músculos y lo realizará de forma automática. Es decir,  el cuerpo se volverá a reprogramar para  trabajar ante los gestos y acciones de la vida diaria, de una forma sana y equilibrada.


La madres tenemos que cuidarnos y mimar nuestro cuerpo. Es necesario para ello, realizar un buen programa de recuperación postparto, para sentirse mejor con una misma y evitar que la situación se vaya agravando en el futuro.

Si estás interesada en nuestras clases regulares de gimnasia abdominal hipopresiva, consulta los horarios. También puedes solicitar información sobre nuestras sesiones intensivas.

¡Atención! Hemos cambiado el horario del taller intensivo. Tendrá lugar el próximo sábado 25 de Abril.





                    EL ARBOL DE LA VIDA


                         CENTRO DE YOGA Y TERAPIAS NATURAlES  


                                                     


GIMNASIA ABDOMINAL HIPOPRESIVA


Sábado 25 de Abril,
Sesión intensiva  de 11:00 a 13:30h





Quieres recuperar tu forma sin separarte de tu bebé. ¡Estás de suerte!



Ven a conocer el mejor método de recuperación postparto. Aprenderás los principios de la técnica, las principales posturas y ejercicios para que puedas empezar a practicar. Reserva ya tu plaza, ¡tu cuerpo te lo agracederá!


Beneficios:
 Tonifica el abdomen, mejora la diástasis y afina la cintura
Tonifica los músculos del suelo pélvico
Reduce o frena la incontinencia
Soluciona y previene la caída de los órganos internos, los prolapsos y hernias.
Mejora la vida sexual
Mejora el estreñimiento y la circulación.
Mejora la postura y alivia los dolores de espalda  








Imparte: Alicia de la Fuente Jiménez Fisioterapeuta especializada en maternidad, monitora de Pilates y RSF (Gimnasia hipopresiva aplicada al Fitness)
Precio del Taller: 50 euros
Es imprescindible reservar tu plaza en nuestro centro, en el tef 622639602 o mediante email elarboldelavidacentromail.com
Dirección: “El Árbol de la vida”, Centro de Yoga y Terapias Naturales
C / Conrado del Campo, 1 (semiesquina con C/ General Aranaz, 42) <M> Ciudad Lineal L5 Madrid





                                                                                                           


























                                                                                                           
                      











                                                                                                           










sábado, 11 de abril de 2015

El Retorno, nuevos proyectos

Hola! Siento haberos abandonado durante tantos meses, pero ha sido por una buena causa; se llama Marcos y es un bebé precioso que ya tiene 5 meses y que nos ha vuelto a llenar de alegría. Parece mentira que el corazón de una madre pueda dar tanto de sí. Cuando crees que no tienes más amor que dar y que no podrás querer a otro ser con la misma intensidad, te das cuenta de que sí, sí puedes, el amor es infinito e inagotable. Y de pronto, el instinto que es fuerte y poderoso se hace cargo de ti y te  ves cuidando a tu nuevo bebé con una soltura que creías no recordar. Hay cambios, por supuesto,  el segundo hijo goza de una madre menos disponible que el primero, pero también se lleva a una madre más serena, madura y segura de sí misma. Y además, tiene la enorme ventaja de tener un hermano mayor del que aprender y con el que reírse sólo con mirarle mientras se mueve ante él. 
Así de felices hemos estado todo este tiempo, disfrutando de la familia, recordando un parto maravilloso que da para escribir unos cuántos artículos y disfrutando de un postparto dulce, nada que ver con el primero. Por cierto, Muchas Gracias Hospital de Torrejón y muchas gracias a mis dos matronas favoritas; Natalia y Sagrario. ¡Gracias por existir!
Pero todo llega y es hora de volver a la realidad. Mentiría si dijera que no me hubiera quedado un poco más en este sueño, que es demasiado corto y el despertar se hace muy repentino en este país. Por otra parte me siento afortunada de tener un trabajo como el que tengo, del que aprendo tanto cada día, en el que comparto tan buenos momentos con otras familias y sobre todo al que puedo ir acompañada con mi bebé.
Estos meses me han servido para renovar mi energía y para seguir reciclándome, así que espero poder haceros llegar lo mejor de mí en esta nueva etapa.
Os dejo un adelanto de los nuevos proyectos que estoy preparando.



Gimnasia Abdominal Hipopresiva

¡¡¡20 DE ABRIL- CLASE GRATIS!!!


 Aprovecha esta oportunidad para probar este increíble método para afinar la cintura, rebajar la tripita y tonificar el suelo pélvico
¡Ven a conocernos el próximo lunes 20 de Abril!. Aprenderás los principios de la técnica y las posturas básicas para empezar a practicar. Sólo necesitas ropa cómoda y una colchoneta. Reserva ya tu plaza,
¡tu cuerpo te lo agracederá!




Trabajo corporal en el embarazo

¡¡¡22 DE ABRIL- CLASE GRATIS!!!


gimnasia embarazada 2.png¿Estás embarazada? ¡Ven a disfrutar de esta clase gratuita!. Conocerás diferentes técnicas para trabajar tu cuerpo, y aprenderás trucos para ayudarte en el embarazo y en el parto. Te sentirás más ágil, relajada y conectada con tu bebé.



¡No lo dudes y apúntate ya!.

Lugar de las actividades: Colegio Ciudad Pegaso, en la Sala junto a la sede del AMPA
Hora: 9:15- 10:15
(Si necesitas otro horario, pide información)